La salud a través de la alimentación

El pasado encuentro FOT nos introdujo en la sabiduría oriental y en la alimentación energética de la mano de Helenka Vrzalová. Ella es profesional de la medicina tradicional china, biomagnestismo médico e instructora de la Meditación y Qi Gong.

Su visión integrativa y holística de la nutrición, busca las causas físicas, energéticas, psicoemocionales, ambientales y otras, del desequilibrio para encontrar una mejora/solución.

Durante la charla aprendimos que todos los alimentos tienen una carga energética asociada y que en función de eso tienden más hacia el YIN o hacia el YANG.

En el YIN se encuentran alimentos que aportan más FRÍO y en el YANG los de más calor. Debemos procurar mantenernos en el punto medio, y alimentarnos de los elementos que se encuentren en el centro, en el punto neutro.

Por ejemplo, una ensalada estaría en el extremo YIN, las legumbres en el centro, punto neutro y una carne de cordero en el extremo YANG.

Según la filosofía taoísta debemos tener en cuenta 5 elementos: fuego, tierra, metal, agua y madera.

5 elementos

  • El agua representaría el invierno, el azul oscuro, el sabor salado y el órgano riñón
  • La madera representa la primavera, el color verde, el sabor ácido y el órgano hígado.
  • El fuero es el verano, el color rojo, el sabor amargo y el órgano el corazón.
  • La tierra es el verano tardío, color amarillo, sabor dulce y órgano digestivo.
  • El metal es el otoño, color blanco, sabor picante y órgano son los pulmones.

En una comida deberíamos tener en cuenta los 5 colores, 5 sabores y 5 estructuras para estar más cercanos al punto neutro, por lo tanto al equilibrio del organismo.

También es importante recordar que cada órgano tiene dos partes, la emocional y la física y resulta de vital importancia tenerlas las dos en la misma cuenta.

Para acabar Helena nos regaló un último consejo: debemos comer, respirar, beber bien para repartir bien nuestra energía y no gastar la energía de nuestra esencia, puesto que esta se debe conservar como reserva para momentos duros de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *